Dios no descansa ni de noche

fausto 20 diciembre 2007 0

noche

Valencia se estrena como pionera en abrir sus iglesias las 24 horas del día. Con esta iniciativa, 12 parroquias se apuntan a un proyecto, Iglesia 24 horas, para mantener abiertos sus templos durante la noche.

La intención es la de conciliar vida espiritual y vida social. Para ello, a partir de enero, cada mes del año, uno de los templos que forman parte de este proyecto abrirá sus puertas todo el día.

Conscientes de que las costumbres de los españoles han cambiado con los nuevos tiempos, y de que los horarios laborales no son siempre compatibles con el ritmo del culto habitual, Valencia intentará ser la primera diócesis en responder a las nuevas demandas de los católicos.


Es evidente que donde las puertas están cerradas, la gente no entra. Al igual que ocurre con otros servicios de atención nocturna o que están de guardia, mantener una iglesia abierta durante la noche, supone que la disponibilidad de los sacerdotes posibilitará el encuentro con personas que durante el día no pueden beneficiarse de la solicitud de otros cristianos.

Habría que tomar buena nota, y si el proyecto tiene éxito y perdura, otras iglesias del resto del territorio español deberían poder hacer lo mismo. No olvidemos que durante los fines de semana, los jóvenes de todas las ciudades españolas toman las calles en busca de diversión y otras cosas.

Esta alternativa no es una panacea, pero no deja de ponerse a tiro de aquellos noctámbulos que a menudo encuentran en otras realidades una respuesta al vacío interior que está haciendo mella en sus vidas. Como una alternativa más, un templo abierto a altas horas de la madrugada, siempre es un buen refugio para solitarios y hastiados de la vida.

Que Dios no descansa es una obviedad. Ahora hay que facilitarle al hombre la posibilidad de encontrarse con él, a tiempo y a destiempo.

Fausto Antonio Ramírez